miércoles, 14 de enero de 2009

Y a la hora de comer que...


Pues a la hora de comer ante cualquier trozo de papel, el mantel, las servilletas... ya se sabe cuando comes fuera de casa solita y abandonada... bueno casi abandonada, (tampoco esto no es cierto del todo), a cualquier hora incluso cuando voy a cenar al bar de la esquina o allí donde tengan un precioso mantel de papel no puedo evitarlo empiezo con mi ritual, como no lo tienen que lavar, ahí voy yo y me explayo y garabato y garabato viene. Me han comentado que en alguna cocina mis garabatos hacen compañia a los cocineros, camareros... que gran invento el papel, el lápiz, los rotus y que gran suerte sin saberlo he ido dejando pequeños souvenirs.